El Manchester City, campeón en el último suspiro