El mejor Ibra, contra su ex Barça