Guardiola se despide del Bayern bañado en cerveza y en halagos de Rummenigge