Brasil ya tiene su primer estadio para el próximo Mundial de 2014