Batalla campal en un campo de fútbol en Brasil a seis meses del Mundial