Anelka celebra el doblete del West Bromwich con un gesto antisemita