Ambiente bélico en Ucrania para recibir a La Roja donde conquistamos la Eurocopa