Máximo riesgo en Albania: francotiradores, detención de ultras y primeros incidentes