Agüero se dejar querer por el Barça