El fútbol salva a este aficionado de no sufrir los atentados de Bruselas