Moriba hace el tercero del Barça con una gran vaselina