Javi Rodríguez remata a placer tras una jugada personal de lujo de Pablo