Los pequeños cracks, con Del Bosque