El finlandés Roman Eremenko, suspendido dos años por su positivo en cocaína