El gran problema del fichaje de Casillas por el Oporto es su ficha con el Real Madrid