Willy se va como 'un caballero'