Valencia, tierra de oportunidades