Manchester se divide en dos por Pedro