Gareth Bale, ¿lesionado o una provocación para el Tottenham?