Cesc, un día más entrena solo