A falta de fútbol, los futbolistas aprovechan para casarse