Las extrañas coincidencias de Neymar, las tarjetas y sus ‘fiestas’