Un exfutbolista belga, condenado a 10 meses de prisión por tráfico de personas