El poste evita el primer gol de España