Los afición montó un tifo en el aeropuerto para despedir al Sevilla antes de su marcha