Así se vivió la final en Sevilla: nervios, 'cante’ de El Arrebato y fiesta tras el pitido final