El Sevilla enfrenta el penúltimo escollo para revalidar su corona de campeón europeo