Por tierra, mar o aire pero el Sevilla no estará solo en la final de Turín ante el Benfica