El Sevilla vence al Rijeka con la ley del mínimo esfuerzo (1-0) y pasa a dieciseisavos