Chorizo, jamón, cerveza… y 3.380 kilómetros para ver ganar al Sevilla en Varsovia