Bacca, el goleador del Sevilla