El Atleti da una alegría a los que se excusaron con el jefe