El Athletic llega con percebes a Bucarest