Así fue la odisea para conseguir una entrada para el derbi sevillano