Sonora pitada para despedir al Valencia