El Sevilla comienza con una sonrisa, el Betis no ve puerta ante el Lyón