Miguel Albiol y Acciari, capitanes del Murcia, muestran las consecuencias del descenso