La ambición de Deportivo y Getafe se queda en tablas