Mal rollo entre los jugadores del Depor y algunos aficionados en Riazor