El Madrid remonta y salva los muebles en Riazor