Se desata la locura en Córdoba para abonarse en Primera