Beto regala la victoria a un Celta muy sólido