La marcha de Javi Martínez, más cerca que nunca