Un gol de Aduriz devuelve la sonrisa al Athletic