Nostalgia en la despedida de San Mamés