El Athletic no quiere helarse en Moscú