De Marcos, el favorito de Bielsa