El Schalke no puede con los leones