Colas en San Mamés para la despedida del subcampeón de la Europa League