¡Qué volea de Defoe! Chuta sin dejar caer la pelota y manda un misil a la escuadra